¿Alguna vez has deseado hacer una carne asada, unas hamburguesas o salchichas en un lugar espacioso y poder compartirlos con tu familia? ¡El parque de tu colonia es el lugar ideal! Tiene espacio, áreas verdes, es agradable y es gratis. Pero hay un problema, no tiene asador.

Pues no hay de que preocuparse porque aquí te dejamos los pasos necesarios para construir un asador de concreto para tu parque.¿Nunca has construido nada similar? No te preocupes, no es excesivamente complicado, y si sigues los pasos que aquí te indicamos, podrás construirlo en muy poco tiempo y con la mínima inversión, ya que los materiales son muy baratos (arena, grava, mortero, hormigón, agua y las parrillas metálicas donde cocinarás).

¿Estás listo?

1.- Junta al comité de tu parque

Tener un asador de concreto en nuestro parque siempre es una gran idea, pero antes de aventarnos a construirlo hay que recordar que el parque es de todos. Juntar al comité para hablarlo no sólo te evitará problemas a futuro sino que pueden generar ideas geniales para el mismo e incluso ayudar a financiarlo/construirlo. Si el parque de tu colonia no tiene comité aun, puedes empezarlo ¡tu mismo! es muy sencillo solo sigue estos pasos: Organiza un comité

2. Construir una base de concreto

asador

Como hemos dicho, los materiales para construir un asador de concreto son baratos y fáciles de manejar, pero eso no significa que una vez que los reúnas y lo construyas no suponga un gran peso para el parque. En realidad, se trata de una obra de construcción, y como tal requiere de una base firme.

Es decir, cuando hayas decidido el lugar donde colocarás tu asador debes limpiar bien el suelo, aflojar la tierra y excavar unos centímetros. Una vez que tengas el hueco, hay que verter una mezcla de cemento. Esta debe estar compuesta por una parte de cemento, seis de grava y agua. Si es posible usar cemento autonivelante (puedes preguntar por él en donde compres los materiales). De lo contrario bastará con nivelar manualmente el suelo. Una vez terminada la base puedes decorarla a tu gusto con azulejos, cerámica, gravilla o dejarla tal cual.

3. Diseña y visualiza el asador de concreto

asador

Habiendo pasado al menos dos días, la base estará seca y lista para trabajar sobre ella. Pero para poder empezar a construir necesitas tener un boceto o al menos una idea de tu futuro asador de concreto. El boceto es imprescindible para saber cuánto material necesitarás y no dejar nada a la improvisación. Este boceto es tu guía, tu gurú, no te separes de el. Con él te podrás guiar de principio a fin para tu gran obra.

Se trata de trasladar a las tres dimensiones lo que tienes dibujado. Para eso hay que empezar por la base, es decir, colocar la primera hilera de hormigón sobre los cimientos de concreto. Dibuja la forma más básica de tu asador, para esto procura separar cada hormigón entre un centímetro o dos. Y sobre todo presta mucha atención a los ángulos que formas. Es decir, si quieres que sean rectos, que es lo más común, asegúrate de que lo sean.

4. Comienza a construir

¡Ya lo tienes todo! El proyecto, los materiales y las herramientas. Sí, una paleta, un cubo para la mezcla y un nivel son más que suficientes. Ahora hagamos la mezcla: vierte en el cubo una parte de mortero, cinco o seis de arena y agua, después sólo debes moverla hasta que quede moldeable, pero no líquido. ¡Y listo! ¿Muy sencillo, no? Ha llegado el momento de usarlo para unir los ladrillos que tienes dispuestos sobre la solera e ir levantando la obra en altura.

Si nunca has levantado una pared de hormigón. Lo más importante es que tras echar la mezcla sobre un hormigón coloques el que va encima con atención. Eso es todo, es decir, hay que alinearlo correctamente y usar el nivel tanto como lo necesites. Puedes moverlos y corregir lo que hagas sin miedo, no pasa nada. Incluso podrías ayudarte de otro hormigón, para asegurarte que la construcción siga recta. Lo mejor es ir jugando con pequeño golpes con el mango de tu paleta para alinearlos. Te aseguro que para cuando llegues a la altura donde tienes previsto hacer fuego, ya serás todo un experto.

5. Construye el horno

asador

Si es la primera vez que te ensucias las manos con mezcla y hormigón, te recomendamos que no te compliques mucho. Es posible que puedas lograr hacer un abovedado para el horno, por ejemplo. O preparar un escalonado en forma de pirámide para acabarlo con una chimenea. Pero cree en nosotros cuando te decimos que por ser tu primera obra es mejor hacer algo más simple. Con el paso del tiempo incluso podrás modificar, la paciencia es una gran virtud.

Te proponemos delimitar el espacio de forma cuadrada en donde vas a colocar la leña y podrás hacer el fuego más fácilmente, generando así con el hormigón la pared trasera y las dos laterales, dejando estas escalonadas, para que uséis menos material. Y lógicamente el ladro frontal queda abierto para meter la leña, las parrillas, cocinar y limpiar las cenizas. Y si ya tienes más experiencia, entonces no dudes en construir un diseño mas complejo, con formas semicirculares y una chimenea. Aquí te dejamos un video donde explican paso a paso como crear la campana:


6. Las parrillas

Muy bien, llegado al momento donde tenemos que poner unas parrillas de hierro en el lugar del fuego. Para eso, podemos simplemente anclarlas mientras que echamos la mezcla entre el hormigón. Sin embargo, también puedes esperar a que se seque la mezcla y entonces colocar en los laterales dos escuadras a distintas alturas. Esta opción a la larga te será mucho más práctica. En el sentido que podremos colocar unas parrillas móviles, permitiéndonos jugar con distintas alturas y por lo tanto distintos grados de cocción a la hora de asar nuestros alimentos en el parque.

7. Los últimos toques

¡Felicidades! Haz llegado hasta aquí y probablemente tengas tu asador de concreeto de lo más espectacular. Pero, antes de que coloques esas sujeciones para las parrillas móviles, te vamos a compartir el secreto para que tu asador parezca de profesionales de la construcción. Antes de que la mezcla se endurezca de forma definitiva, tienes que darle un repaso a todas las juntas entre el hormigón. Algo tan sencillo como pasar el dedo y eliminar todo lo sobrante, además de que con ello lo regularizarás. Y por último, procura darle un buen cepillado a tu asador de concreto completo con un cepillo de cerdas duras, quitando así todos los inevitables pegotes y manchas  que han ido cayendo.

Si aún te sientes con dudas, te dejamos un video donde explica paso a paso como hacerlo, aunque claro, en el video vienen algunos detalles extras para que sea aun más espectacular:


¡Listo! Ya tienes el asador de tus sueños, disponible en el mismo parque de tu comunidad. Ahora a preparar esas hamburguesas, ¿Qué estas esperando?

P.D: ¡No olvides invitarnos!

Convivencia en los parques y su importancia.

Importancia de las kermesse en los parques

Comparte en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn