Un parque limpio como tu casa

Regularmente procuramos mantener nuestros hogares en óptimas condiciones para evitar plagas, malos olores y otras cosas indeseables.

De igual manera los espacios públicos y recreativos, como plazas, parques, playas, ríos, bosques y otros tantos, son lugares especiales que podemos visitar en familia o con amigos, divirtiéndonos y dejándonos maravillados por su belleza.

Si no queremos que desaparezcan y se transformen en lugares inseguros, debemos cuidarlos como a nuestros hogares.

Por ello, es importante aprender y enseñar formas fáciles de mantener y cuidar estos espacios públicos, para poder disfrutarlos por muchísimo tiempo más, tanto nosotros como nuestros hijos en un futuro.

Parque limpio

Parque limpio, parque seguro

Para comenzar y motivarnos debemos no solo dejar el parque como lo encontramos al llegar, si no también, aportar con nuestra ayuda.

Por ejemplo, antes de retirarnos del lugar, podemos recoger toda la basura generada por nosotros y la que encontremos, dejando el sitio ordenado, y haciendo lo que sea necesario para dejar el parque o plaza impecables.

Durante nuestra visita al parque debemos evitar dañar el lugar, cuidando plantas, estructuras, animales, etc.

Otra de las maneras para tener tu parque limpio es contar con contenedores de basura, para ir juntando todo desecho que vayamos generando y encontrando.

Los desechos orgánicos pueden constituir un excelente abono para lugares públicos, como bosques y sitios con alta vegetación.

Parque limpio

Debemos tener mucho cuidado al hacer fuego en lugares al aire libre o en espacios públicos. Las fogatas y hogueras deben encenderse en espacios limpios y libres rodeados con piedras para evitar la propagación.

Antes de retirarnos, debemos recordar apagar perfectamente el fuego y apagar brasas, ya sea con agua o con arena.

Los aerosoles, productos insecticidas y hasta los bronceadores y protectores solares dejan son malos para el medio ambiente. Procura no tirarlos sobre los cauces hídricos.

Esta manera de cuidar los espacios públicos, evita que los productos químicos alteren el ecosistema del lugar.

Por último, si asistes al parque con tu mascota mantenla siempre a la vista, para evitar que cause daños innecesarios.

Y no olvides siempre recoger sus deposiciones, para que no queden a merced del siguiente visitante.

No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.

Convivencia en los parques y su importancia.

Importancia de las kermesse en los parques

Comparte en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn