Así podemos tener parques más seguros para las mujeres y niñas


Parques más seguros para las mujeres y niñas. Este estudio de la Universidad de los Andes en Bogotá indica que invertir en la rehabilitación y construcción de espacios deportivos y luminarias en parques favorece a la seguridad colectiva. La creación de nuevos espacios públicos y las intervenciones para el mejoramiento de los que ya existen, favorece a la disminución de los delitos, revela estudio de la Universidad de de Los Andes, Colombia. Se trata de la investigación “¿Mejorar los parques reduce el delito? Evidencia Bogotá”, realizada en 2020 por el Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas (CESED), que promueve debates en relación a las políticas de seguridad y drogas en América Latina.  

Parques para entornos pacíficos

Esfuerzos de paz

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, retomamos los resultados de este estudio aplicado a un esfuerzo en Colombia por promover la paz. Esto, ante la incidencia delictiva en Sinaloa que, en muchos casos, tiene como principales víctimas a las mujeres. Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP) indican que en 2022, 32 mujeres perdieron la vida de manera violenta en Sinaloa, 21 de ellas por razón de género (feminicidio) y 11 más cuyos casos fueron clasificados por las autoridades como homicidios dolosos.  Hasta octubre de 2023, ese delito presenta un incremento del 70 por ciento con respecto al año anterior en la entidad, incluso ese mes fue el más violento de lo últimos cinco años para las mujeres. Se registraron nueve feminicidios.  

La investigación 

El estudio se concentra en la política pública de la administración del exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, en el periodo 2016 a 2019. Evidencia que la estrategia de mejoramiento e iluminación de parques y espacios públicos en esa ciudad permitió bajar los delitos en los lugares intervenidos. El Plan de Desarrollo de esa administración incluyó el pilar de democracia urbana, y dentro de éste, la ejecución del proyecto “Espacios deportivos, recreativos y culturales” para renovar los parques de la ciudad y convertirlos en espacios más seguros, que favorezcan la recreación e integración familiar. El proyecto pretendía mejorar la percepción de las y los ciudadanos sobre los parques, que al 2015 consideraban que los parques y espacios públicos cercanos a su hogar eran inseguros. Renovaron mobiliario, iluminaron 1 mil 233 parques y construyeron más de 100 canchas sintéticas multiusos en otros 87.  

Arte urbano para parques más seguros

 

Los resultados

La investigación de la Universidad de los Andes indica que la renovación de iluminación redujo el número de delitos en las zonas intervenidas:
  • 22% menos lesiones a transeúntes (-25.3)
  • 55% menos robos a personas (-167.8)
  • 54% menos robos a comercio (-27.2) 
  • 29% menos robos a casa habitación (-11.9) por kilómetro cuadrado.
La construcción de canchas sintéticas redujo los robos a personas en un 88% (-291.9), y 92% a comercios (-53.5) por kilómetro cuadrado.  

¿El crimen se mudó a otro sector?

Para determinar si los actos delictivos se desplazaron a zonas vecinas de los parques, el estudio realizó estimaciones de cada delito en zonas más alejadas de la intervención, tomaron de 79 a 140 metros, y 140 a 200 metros del polígono de cada parque.  Los resultados no detectaron desplazamiento del crimen hacia los sectores observados, y en cambio encontraron un efecto de difusión de beneficios a zonas más alejadas, sin embargo, destaca que no es posible estimar si existen desplazamientos criminales a zonas más alejadas de Bogotá.  

Aprende cómo rescatar tu parque con el Diplomado "Formadores de Paz a través del Parque"

 

Parques más visitados, parques más vigilados

La “Teoría de las ventanas rotas” (Wilson, Kelling, 1982) refiere que la incidencia delictiva es mayor en las zonas de suciedad, descuido y desorden; por tanto, si los parques y espacios públicos se van deteriorando por el abandono de la mayoría de las personas, estos serán progresivamente ocupados por delincuentes. Otra teoría, “Efecto del vigilante implícito”, indica que la presencia de más personas transitando o visitando un espacio público puede disuadir la conducta delictiva, pues esta incrementa el costo de delinquir al hacer que la probabilidad de ser capturado se incremente. De manera que la construcción de canchas deportivas y la iluminación de los parques incentiva una mayor utilización de estos espacios por parte de la comunidad y, con ello, mayores ojos atentos a la seguridad de esos parques.  

De interés para ti

https://parquesalegres.org/biblioteca/blog/parques-para-entornos-mas-pacificos/
75663