Convivencia social en los parques

La convivencia social en los parques se da de distintas maneras, algunas pueden ser tan abiertas como entre vecinos. Y otras muy exclusivas como entre grupos o amigos con características bien definidas.

El parque, siendo un lugar público, permite la interacción de distintas personas, sean conocidas o no. Antes de hablar de la convivencia social en los parques, es necesario definir el concepto de convivencia social. A continuación te dejamos más claro de qué se trata este tema.

¿QUÉ ES LA CONVIVENCIA SOCIAL?

Cuando hablamos de convivencia social, hablamos de la coexistencia entre personas. De una manera pacífica y en armonía dentro de mismo espacio, es decir, vivir en compañía de otro u otros.

“La convivencia social consiste en el respeto mutuo entre las personas, las cosas y el medio en el cual vivimos y desarrollamos nuestra actividad diaria. Decimos de la importancia de las leyes para que éstas regulen y garanticen el cumplimiento de esa convivencia social”.

¿Qué es la convivencia social?

A continuación te hablaremos sobre la convivencia social en los parques, algunas de sus características y público.

CONVIVENCIA SOCIAL EN LOS PARQUES

Coexistir no siempre significa hablar con el otro, por eso la convivencia social en los parques puede ser muy amplia. Desde jugar un partido en las canchas del espacio, como ir a utilizar los juegos infantiles. Cada quien en su actividad, no necesariamente hablando, pero sí interactuando en el espacio.

Es decir, solo por el hecho de ocupar el mismo lugar se están interrelacionando, aunque no necesariamente realicen actividades juntas.

Aunque también se puede dar que, haciendo uso de las instalaciones puedas empezar a hacer amigos. Como sucede con los niños, cuando se empiezan a turnar para utilizar la resbaladilla. Y después ya están corriendo de un lado a otro y haciendo juegos en compañía.

El hecho de que el parque sea un espacio público, da la posibilidad de que te encuentres personas diversas. De los distintos ámbitos sociales, culturales, razas e incluso religiones. ¿Genial, no?

Comparte en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn